Para Jorge Asís, el coronavirus fue «casi providencial» para el gobierno

¡Comparte la noticia!

El escritor y periodista Jorge Asís cree que la llegada del coronavirus COVID-19 a la Argentina es una ayuda “casi providencial” para el gobierno de Alberto Fernández porque le permite “mantener una cierta iniciativa”

El gobierno estaba parado, la cuestión de la deuda estaba trabada, el gobierno no arrancaba, y hay ministros que no tienen relación con sus segundos”, analizó Asís en Animales Sueltos (América TV) y agregó: “Alberto tiene un gobierno loteado por gente de otros espacios y no hay conducción, no termina de tener agenda propia. Esto del virus le permite un poco de respiración, ahora algo que pasa concreto”.

Para el analista, la epidemia del virus surgido en China llegara al país “fue una desgracia moral y social” pero “desde el punto de vista político fue casi providencial para el gobierno”. Asís cree que Fernández debería aprovechar el momento de crisis global “porque no tenía agenda y su gobierno se descascaraba”.

“Verdaderamente se podría describir como lo que somos: víctimas involuntarias de una guerra por el petróleo y de una peste importada, que te dan justificación, te da hasta una cierta densidad política que te faltaba y te da una agenda política que justifica tu mal momento”, explicó. “Por supuesto, es una agenda dolorosa y complicada, pero con lo que pasó con los árabes y los rusos, y con los activos en riesgo de la Argentina, pero te da el pretexto justificatorio. Esto incluso lo podrían aprovechar”, puntualizó Asís.

Asís explica que el coronavirus y la crisis petrolera llegaron “en momentos en que el gobierno de Alberto amagaba con ser tan malo como el de Mauricio, de pronto, no es para entusiasmarse, no creo que lo supere, pero amagaba”.

“Por lo menos”, dijo, el Frente de Todos “ahora tiene una agenda que le permite mantener una cierta iniciativa, lo que no tenían por cuestiones internas”. Con respecto a sus expectativas sobre la renegociación de la deuda, Asís dice que “el tema venía mal y ahora está un poco peor” y agregó: “En Argentina el plan B es el default. El riesgo de default es grandísimo. Casi hay una resignación. No hay con qué pagar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *